Urbanismo Marmolejeño

La riqueza patrimonial de Marmolejo, si bien no llega al nivel de la de otros municipios jiennenses, cuenta con varios elementos de máximo interés que ni los vecinos, ni el posible visitante, deben pasar por alto:

El Castillo de La Aragonesa, de origen islámico y declarado Bien de Interés Cultural en el año 1985.El Puente de San Bartolome, construido en el año 1550 sobre el Guadalquivir, declarado también Bien de Interés Cultural.La Iglesia de Nuestra Señora de la Paz, construida en 1558, pero con sucesivas ampliaciones .La Iglesia de Nuestro Padres Jesús, documentada ya en el año 1733.Las construcciones supervivientes de los años de esplendor del Balneario, el Gran Hotel Balneario y las viviendas construidas por la nobleza en el Siglo XIX, ocupan también un lugar destacado.El propio Balneario y su complejo de jardines con una extensión de 10 hectáreas, declarado por la Junta de Andalucía como Sitio Histórico y Bien de Interés Cultural.Sin olvidar las Caserías y Cortijadas desperdigadas por el termino municipal entre las que destaca el  Cortijo del Ecijano, perfecto ejemplo de arquitectura rural de Andalucía, cuyo aspecto actual data del año 1792, actualmente incluido en la Candidatura a Patrimonio Mundial Paisajes del Olivar ante la UNESCO.

Todo ello forma un conjunto pintoresco, que a buen seguro, no defraudará a quien visite Marmolejo.En lo relativo a la trama urbana del municipio, fue de vital importancia el papel que la Dirección General de Regiones Devastadas tuvo en los años cincuenta del pasado siglo.Marmolejo entrará dentro del plan de la Dirección General de Regiones Devastadas, recibiendo 37 proyectos, de los que sólo se llevarán a cabo 21.

Barrio de Regiones tras su construcción
Barrio de Regiones tras su construcción

El más determinante de todos fue la construcción del nuevo barrio de Regiones (en clara alusión a Regiones Devastadas).

Barrio de Regiones y Plaza Virgen de la Cabeza tras su construcción
Barrio de Regiones y Plaza Virgen de la Cabeza tras su construcción

El arquitecto fue Ramón Pajares Pardo, sus obras más significativas fueron:

El Mercado de Abastos de San José (1953), con lonja que abre la entrada principal y naves a partir de porches abiertos formando un patio interior; el Cuartel de la Guardia Civil (1956), con tipología en forma de “U” cerrada por una crujía de elementos auxiliares y esquemáticas garitas con troneras en las esquinas; el ya desaparecido Cine Español en el que logró una interesante expresividad combinando elementos y formas tradicionales con otros racionalistas y modernos y la Capilla de San José de la Montaña.

La Memoria y la Actualidad de Marmolejo a tu alcance.