Diccionario Marmolejeño

En el año 2006 Juan Peña Jiménez publica el libro: Así hablamos, así somos. Vocabulario y dichos marmolejeños.

Maestro de Primer Ciclo de Secundaria en el I.E.S. ABULA de Vilches. Interesado por la investigación histórica y autor y coautor de varias obras.

Con esta obra ha querido recopilar el léxico marmolejeño dejando constancia de su singularidad y riqueza.

Las siguientes expresiones, de uso común en Marmolejo e indescifrables para el foraneo, están extraídas de su libro:

  • Dar un abaleo: Limpiar la casa.
  • Estar para el arruche: Estar desganado.
  • Ir de media anqueta: Persona que no anda recta.
  • Arder como el siquitraque: Arder rápido.
  • Ve arreando, que es tarde: Ir corriendo a hacer algo.
  • Mientras vas y vienes avío tienes: Se utiliza para mandar a alguien a por algo que no hace realmente falta.
  • Tener la barriga disgustá: Estar enfermo de la barriga, tener retortijones.
  • Tirar bocanás: Palabras hirientes que se dicen para hacer daño a alguien.
  • ¡Qué dices tú bolosni!: Sirve para mostrar desprecio hacia quien nos dice algo con lo que no estamos de acuerdo.
  • Tener más endeblés/hambre que los gatos La Jasmina: Estar desnutrido.
  • Tener más cabesa que un mulo asomao a una tapia: Tener mucha cabeza.
  • Hacer la cabra: Comportarse mal o hacer cosas extravagantes.
  • Anda y caga, que estás pajiso: Mandar a alguien lejos de ti.
  • Ve a cagar a la vía: Manda a alguien que desaparesca de nuestra vista.
  • Tener menos cálculos que un ahogao: Se utiliza para decirle a alguien que no tiene conocimiento sobre lo que está hablando y dice barbaridades.
  • Mas duro que el calicanto: Cuando aludimos dureza.
  • Estás caliente y mascas: Recriminar a alguien que dice barbaridades.
  • Criar cama como los melones: Estar siempre en la cama.
  • Estar pa´ que te vea Canico: Estar como un cabra, se debe a que Canico era un veterinario.
  • Hacer clase: Cuando algo te gusta o no.
  • Comer como una pupa viva: Como sabemos, las heridas abiertas se van sanado a base de “comer” carne de alrededor. Por lo tanto esta expresión se utiliza para designar a las personas muy glotonas.
  • Comerse a un cura cagando: Expresión que se utiliza para nombrar a las personas que comen mucho que tienen tanta hambre que se comen a un cura cagando.
  • Tener concha como los galápachos: Se utiliza para aludir a las personas que no se inmutan por nada, parece que nada le hace daño y todo lo da igual.
  • Ser/ Parecer culillo mal asiento: Persona muy inquieta y nerviosa.
  • Estar más chiflao que el pito un sereno: Se compara lo chalada que puede estar una persona con la cantidad de veces que un sereno hacía sonar su silbato.
  • Viendo la chosa, se ve al habero: Quiere decir que si alguien no pone cuidado en lo elemental menos lo pondrá en lo que viene detrás.
  • Tener menos dientes que una pava: Se usa para describir a la persona que está mellada.
  • Estar de dineros como Batallón de carsetines: Batallón era una persona del municipio y nunca llevaba calcetienes, es por eso si describe con esta expresión a aquellas personas que o tienen dinero.
  • Dormir más que un aparejo viejo. Dormir mucho.
  • Empicarse en la gallinaza: Cuando alguien se obsesiona más de la cuenta en algo aunque no le hace bien.
  • Estar más enamorado que el borriquillo Vitoria, hoy, más enamorao que la borrica Pechoancho:lo aplicamos a la persona que se enamora de todas las muchachas que ve como le ocurre a un mulo.
  • ¡Y no te mata la escarcha!: Se usa para reprocharle a alguien que lo que ha dicho no nos gusta o no estamos de acuerdo.
  • Escular servigueras: Estar todo el día fuera de casa.
  • Ser o parecer el espíritu de la golosina: Estar muy delgado.
  • De día no veo y de noche me espulgo: Hacer cosas minuciosas cuando no hay luz suficiente.
  • ¡Qué estomagaso!: Expresión que se utiliza para expresar descuerdo.
  • Ser más -flojo/tener menos fuerza- que la gaseosa “El Rubito”: La antigua gaseosa que fabricaba El Rubito, tenía poco gas y al abrirla tenía menos potencia que otra marca cualquier.
  • A contar los frailes: Manera de salir airoso cuando no quieres que sepan donde vas.
  • ¡Anda que te folle Garrío¡: Expresión que se utiliza para cortar una discusión o deshacerse de alguien con quién no quieres cuentas.
  • Tener las guerras vivas: Se utiliza cuando dos personas siempre que se juntan acaban discutiendo debido a un problema que seguramente hayan tenido.
  • Ni habla, ni paula: Cuando alguien no habla nada en una conversación.
  • No hartarse en un verde: Se utiliza cuando alguien no se conforma con lo que tiene y siempre quiere más.
  • Cagarse a la hilacha: Se usa para expresar una enfermedad como fuertes diarreas.
  • No dar jota con pelota: No acertar en algo por el motivo que sea.
  • Ser más largo que un día sin pan: Cuando dura más de la cuenta y se hace interminable.
  • ¡Leche picón¡: Manera de responder irónicamente a con un desplante a una pregunta.
  • Caer en lenguas de la gente: Ser criticado/a.
  • Tener menos luses que un candil apagao: Se emplea como reproche a las barbaridades que una persona pueda decir o hacer sobre algo.
  • ¡Un lerele con patas!: Se utiliza cuando no queremos concretar en una respuesta. Normalmente quiere decir que no vamos a hacer o regalar nada.
  • Tomar la martingala: Tomar la costumbre de hacer algo.
  • Ser más malo que un ramal: Ser muy travieso.
  • Dejar mentiras: Dejar manchas o fallos en algo que se haya hecho.
  • Estar de los nervios peor que rayitos: Estar estresado.
  • Dar un ojito a la ropa: Lavar a mano la ropa.
  • Echar un ojito: Cuidar a alguien o a algo.
  • Dar un aleo: Recoger la casa.
  • Esto no pide pan: La utilizamos cuando queremos guardar algo inservible y no tenemos que gastar nada en mantenerlo.
  • Hacer la panilla: Hacer la pelota.
  • Pedir más que la madre Marta: Se aplica a personas que piden o exigen más de la cuenta como hacían las monja Marta antiguamente.
  • Coger el pendingue: Marcharse de un lugar.
  • Pegarle peos a una lata vieja: Mandar a hacer puñetas a alguien en una discusión.
  • ¡Tócate la pera!: Estar sin hacer nada de provecho.
  • Ser más perro que Yavoy: Se emplea esto por lo común que es contestar ya voy cuando nos piden que hagamos algo.
  • Estar dos pitos y un tambor: se usa cuando hay poca gente en un lugar.
  • ¡Qué polvo tienes!¡Qué pavo tienes!
  • Pasar los quirios: Pasar fatiga o mal en un lugar.
  • Hacer la rabona: Hacer novillos.
  • Sacar o poner a retortero: sacar a relucir actos pasados.
  • Sacar el seco: Aprovecharse de alguien hasta conseguir que haga todo lo que se le pide.
  • En tente bonete: Cuando algo está a rebosar, muy lleno.
  • Ser más tonto que Abundio: Se emplea para personas no muy espabiladas.
  • Pegar un tornillaso: Cambiar de dirección bruscamente.
  • Hasta las trancas: Hasta el fondo.
  • Ir a troche y moche: Ir por el camino más corte par acortar y atrochar.
  • ¡Tu tía…!: Muletilla para evadirse de una conversación que no nos interesa.
  • Irse de vareta: Para indicar que alguien tiene graves diarreas.
  • Menos vergüenza que la perra de Matías: Se emplea para personas que son caraduras.
  • Ser más viejo que la esquina de los solises: Hace referencia a la esquina más antigua del municipio marmolejeño.
  • Esto es la viña el bisco: Se emplea en situaciones poco serias, o cuando cada uno hace lo que le dala gana y no hay quien ponga orden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Memoria y la Actualidad de Marmolejo a tu alcance.