Flora

El municipio de Marmolejo situado en plena comarca de Sierra Morena se caracteriza por su gran diversidad de ecosistemas y variadas especies vegetales.

Aunque una buena parte del territorio se dedica a uso agrícola, en el norte del término es posible encontrar ecosistemas naturales o seminaturales como son las dehesas. Las dehesas son formaciones vegetales dedicadas a la ganadería donde ha sido eliminado el matorral y parte de las especies arbóreas, dejando sólo algunos árboles aislados, generalmente encinas y/o alcornoques, y especies herbáceas muy apropiadas para la alimentación de los herbívoros.

Otra formación vegetal que podemos observar es el encinar, éste predomina en los lugares secos y soleados, es decir, en las laderas más expuestas al sol. Se trata de un encinar con perla silvestre (Pyrus bourgeana) al que acompañan otras especies como peonias (Paeonia broteroi), rusco (Ruscus aculeatus) y retamas ( Retama sphaerocarpa), entre otras. Si las condiciones de humedad son mayores el encinar se enriquece con especies termófilas como el mirot (Myrtus communis) o la zarzaparrilla (Smilax aspera), también aparecen otras especies arbóreas como el quejigo (Quercus faginea) o el alcornoque (Quercus suber). Cuando los encinares se degradan (son alterados por la acción del hombre) comienzan a hacerse predominantes especies vegetales como la coscoja (Quercus coccifera), el lentisco (Pistacia lentiscus) y diversas especies de jaras (Cistus ladanifer, Cistus monspeliensis…) que, si las condiciones de degradación persisten forman extensos jarales.

En las zonas menos soleadas y más húmedas es posible encontrar bosquetes de alcornoques mezclados con quejigos y acompañados por otras plantas que prefieren los ambientes húmedos como la cornicabra (Pistacia tereginthus), el madroño (Arbutus unedo), brezos (Erica sp.), durillos (Viburnum tinus) y varias especies de helechos.

Muy importante es la presencia de diversas especies de plantas aromáticas como el cantueso (Lavanda stoechas), especie típica de las montañas silíceas de la región mediterránea. Se caracteriza por sus vistosas flores color morado, como una espiga gruesa terminada en un pequeño estandarte. En lugares degradados forma amplios matorrales denominados cantuesales. Otras especies muy abundantes en el termino son el romero (Rosmarinus officinalis), los tomillos (Thymus sp.) o la mejorana.

Tres importantes ríos recorren el término de Marmolejo: el Guadalquivir, que lo atraviesa de este a oeste, el Jándula, que hace de frontera natural con el municipio de Andujar, y el río Yeguas, que también hace de frontera natural, en este caso con la provincia de Córdoba.

La vegetación del río Guadalquivir está constituida, en algunos de sus tramos, por el típico bosque en galería. En estos bosques la vegetación se distribuye en función de la mayor o menor proximidad al agua, encontramos en primer lugar sauces (Salix alba), tary (Tamarix gallica) y chopos (Populus alba), a estos árboles acompañan arbustos como adelfas (Nerium oleander) y zarzas (Rubus ulmifolius), entre otros.

Sobre el río Yeguas aparecen formaciones vegetales típicas de ambientes húmedos como saucedas, fresnedas, tarais y tamujares, estos últimos muy abundantes en todos los arroyos de esta sierra.

Puente de Marmolejo
Fotografía de David Fernández Ares

El embalse de Marmolejo es un paraje muy conocido por los habitantes de este municipio, la vegetación de este paraje está formada principalmente por especies que viven en zonas que están permanentemente encharcadas; carrizos (Phragmites australis), aneas (Thypa domingensis), cañas (Arundo donax) y juncos (Scirpus sp.) son muy abundantes en el embalse, donde forman extensas masas a lo largo de la orilla y márgenes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Memoria y la Actualidad de Marmolejo a tu alcance.