Estatua de la Diosa Higea

Diosa Higea Balneario

El dios griego que personificaba la medicina en la Antigua Grecia era Esculapio, este Dios tuvo una hija a quien llamó Higea, diosa de la salud y la medicina.

De ella proviene la palabra higiene, de ahí que desde la antiguedad haya sido representada en las termas y en los lugares de aquae caldae, y de forma más reciente en los Balnearios.

En el Balneario de Marmolejo podemos hallar una representación de esta diosa en forma de una escultura en bronce de la que se desconoce su origen y autor, pero que está presente en antiguas fotografías del Balneario desde finales del Siglo XIX.

Tras pasar por varias ubicaciones en dependencias del Balnerio y en los jardines, hoy, a sus 140 años de vida, podemos encontrarla en el centro de un pequeño estanque en los jardines frente al antiguo edificio de Administración.

Se trata sin duda de la escultura más importante, y de mayor valor sentimental, del Patrimonio Artístico de Marmolejo.

Diosa Higea - Balneario de MarmolejoEstatua Diosa Higea Balneario de MarmolejoEstatua Diosa Higea - Manantiales Balneario de Marmolejo

En el año 2018 se llevo a cabo una profunda restauración y limpieza de la estatua que, debajo de decenas de capas de pintura, dejó al descubierto la inscripción VAL D’OSNE.

La investigación realizada por el concejal de cultura Rafael Valdivia encontró que se trataba del nombre de una de las fundiciones más importantes del mundo del siglo XIX, ubicada en el norte de Francia.

Esta empresa de arte y mobiliario urbano contaba con 40.000 modelos distintos de esculturas que los arquitectos interesados visualizaban para decidir cuál encargaban.

Buscando en los catálogos que se conservan, ha descubierto que nuestra Diosa Higea lleva por títuloNéréide y su autor es el escultor Mathurin Moreau.

Indagando sobre la procedencia de las esculturas encontró también que en una de las exposiciones que la escuela de artes de París organizaba anualmente, denominada “Salones de París”, fue presentada el molde de la Nereida en la edición de 1870.

Lo que aún se desconoce es el momento y el contexto en el que llegó a Marmolejo y por mediación de quién.

Un pensamiento sobre “Estatua de la Diosa Higea”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Memoria y la Actualidad de Marmolejo a tu alcance.