Central Hidroeléctrica de Casas Nuevas

Construida sobre el Guadalquivir a principios del siglo XIX, sobre dos antiguos molinos harineros del siglo XV.Los molinos, que podéis ver en la fotografía inferior, contaban con seis ruedas de molino, con las que se molía el trigo de toda la comarca.Mediante una presa de elevación que cubre todo el río Guadalquivir se consigue un desnivel de 6.5 metros. El edificio de la central está situado en el centro de la presa, al cual se accede mediante una pasarela de 100 metros de longitud y 2 de ancho que se ha construido sobre el aliviadero.El caudal de concesion, por Orden de 7 de febero de 1917, fue de 12 metros cúbicos por segundo.

La presa está totalmente colmatada por lodos y fango, así como por la vegetación propia del río.El edificio se conserva en buen estado. Tiene una planta rectangular y está construido a base de muros de carga con mampostería de piedra natural, llagueda y no concertada. Las esquinas y huecos se han reforzado con ladrillo macizo a cara vista. Cubierta sobre estructura metálica.En su interior se aprecian los huecos de los dos grupos existentes inicialmente que ocupan la planta superior y baja.Comenzó a funcionar en 1916, siendo la primera empresa propietaria de la central “Electra del Guadalquivir” y dejó de funcionar en el año  1964.

La central y los antiguos molinos son propiedad de ENDESA, la cual hace oidos sordos a las propuestas municipales de puesta en valor del conjunto.

En el año 2006 ENDESA presentó una solicitud de ampliación de la concesión para construir una nueva mini-central en el margen izquierdo del río.

El vecino de Marmolejo Antonio Herrera, con motivo del centenario de la aprobación del proyecto de construccion de la central en el año 2004 realizó el documental que podéis ver sobre estas lineas.

La situación actual de la presa y de los molinos es de total abandono, sujetos al expolio y al capricho del río y los elementos.

 

La Memoria y la Actualidad de Marmolejo a tu alcance.